NO TENEMOS REFUGIO · TODOS NUESTROS ANIMALES ESTÁN EN CASAS DE ACOGIDA · NO TENEMOS SUBVENCIONES · PARA CUALQUIER INFORMACIÓN ESCRIBE A ojatican@ojatican.org O LLAMA AL 670 953 709
Sitio en Galego DESACTIVADO
Sitio en Español
PRESENTACIÓN
AYUDA
HAZTE SOCIO!
CONTACTA
SÍGUENOS EN
EL BLOG DE PINCHO

CONDICIONES ADOPCIÓN
LEER ANTES DE ADOPTAR
ANIMALES EN ADOPCIÓN
PERROS
GATOS
URGENTES
ADOPTADOS
UN RECUERDO
CAMPAŅAS
PUBLICACIONES
BÁSICA
ARTÍCULOS
BIBLIOGRAFÍA
LEGISLACIÓN
CLÍNICAS VETERINARIAS
EMPRESAS
ENLACES
PRENSA
JATICANADAS
 
 
 

INFORMACIÓN BÁSICA

Todas estas informaciones son orientativas y no sustituyen, en ningún caso, la consulta a un profesional

Botiquín casero de urgencia Parásitos intestinales
Áscaris Anquilostomas
Tenias Tricocéfalos
Vacunación Toxoplasmosis
Pulgas Garrapatas
Tiña El celo en las perras
Esterilización y sus mitos Eutanasia
Datos fisiológicos normales del perro Datos fisiológicos normales del gato
Edad comparada de perros y humanos Microchip

 

  • BOTIQUÍN CASERO DE URGENCIA
Recipiente para el equipo Linterna de bolsillo Manta
Correa de nailon Bozal Termómetro rectal
Guantes quirúrgicos Torundas de algodón Apósitos estériles
Rollo de gasa Venda elástica Torniquete (tubo de goma)
Esparadrapo Cuentagotas Pinzas
Tubo gástrico Colirio estéril Bastoncillos de algodón
Tijeras Cortauñas Alicates de punta fina
Vaselina Alcohol  
Comprimidos de carbón vegetal activado
Pomada antibiótica de uso tópico
Lista con los teléfonos de los servicios de urgencia (consulta de su veterinario, clínica de urgencias, Instituto Nacional de Toxicología: 91-5628469 / 922-651380 / 93- 3174600 / 95-4371233)

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • PARÁSITOS INTESTINALES

Estos parásitos son los que viven en el interior de nuestros animales. Los más comunes son:

- Áscaris (nematodos)
Son los gusanos parásitos más frecuentes en perros y gatos. Los nematodos adultos viven en el estómago y en los intestinos y pueden llegar a medir 18 cm. Una hembra es capaz de poner 200.000 huevos en un solo día. Estos son muy resistentes y pueden sobrevivir durante años en el suelo. La infestación por estos parásitos puede ser prenatal (a través de la placenta), en la lactación o mediante la ingesta de los huevos del suelo o de algún huésped intermedio. Los animales de más de seis meses tienen cierta resistencia adquirida. La mayoría de las larvas se enquistan en distintos tejidos del organismo. En este estado están protegidas tanto de los propios anticuerpos del animal como de la mayor parte de los antiparasitarios (excepto de la milbemicina, que produce algún efecto en las larvas). Los nematodos en muy pocos casos provocan síntomas en animales adultos. En cachorros pueden causar episodios de vómitos y diarrea y, en infestaciones intensas, incluso producir la muerte. Por esto, los cachorros deben desparasitarse a las dos, cuatro, seis y ocho semanas de vida. Repetir el tratamiento sirve para eliminar los gusanos que estaban en fase larvaria en el momento de las primeras desparasitaciones

- Anquilostomas
Son gusanos pequeños y delgados de unos 7-13 mm. Fijan su boca en la mucosa del intestino delgado para absorber sangre y líquidos de los tejidos del húesped, con lo que pueden provocar pérdidas de sangre y desnutrición. La infestación se produce a través de la placenta, la leche materna, la ingestión de las larvas del suelo, la penetración directa a través de la piel y la ingestión de un húesped intermedio. Los cachorros con infestaciones graves presentan diarrea sanguinolienta e incluso mueren. Los animales adultos también pueden sufrir esta diarrea, además de palidez de las mucosas debida a la anemia, pérdida de peso, emaciación y debilidad progresiva. Los animales que se recuperan de anquilostomosis se convierten en transmisores a través de las larvas enquistadas en los tejidos. En períodos de estrés o de enfermedad, las larvas se liberan y se produce un nuevo episodio de diarrea

- Tenias
Son parásitos que viven en el intestino delgado con una longitud que varía desde unos pocos centímetros hasta los dos metros. Su cabeza se sujeta a la pared del intestino mediante garfios y ventosas. El cuerpo se divide en segmentos. En los últimos están los paquetes de huevos que se excretan en las heces. Parecen granos de arroz y pueden encontrarse alrededor del ano del animal. Las pulgas y los piojos actúan como húespedes intermedios en los casos en que ingieren estos huevos. Un animal puede contagiarse al ingerir una pulga o un piojo infectado (de ahí la importancia de una buena desparasitación externa)

- Tricocéfalos
Estos parásitos adultos pueden llegar a medir hasta 8 cm. Son de aspecto filiforme con uno de los extremos más grueso. Viven en el final del intestino delgado y en el principio del grueso, sujetándose a las paredes. Pueden provocar diarrea aguda, crónica e intermitente, con heces sanguinolientas y mucoides acompañadas, en ocasiones, de esfuerzo para defecar. Los huevos se mantienen infectivos en el ambiente hasta cinco años

Podemos librar a nuestros animales de todos estos parásitos siguiendo unas sencillas medidas preventivas. La administración de un comprimido cada tres meses puede ser suficiente para salvar la vida de nuestros animales. Para más información acude a tu clínica veterinaria o contacta con nosotros

 

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • VACUNACIÓN

Los animales pueden padecer enfermedades infecciosas causadas por bacterias, virus, protozoos, hongos o rickettsias que invaden el organismo y ocasionan enfermedades.
Los agentes infectivos se transmiten de un animal a otro mediante el contacto con orina, secreciones corporales o la inhalación de gotas contaminadas. También pueden contraerse por contacto con esporas del suelo que penetran en el organismo a través del tracto respiratorio o de una herida. Además, algunas son de transmisión sexual.
Gran parte de estos agentes infecciosos pueden sobrevivir largos períodos de tiempo en el ambiente.
Para combatirlos los animales poseen anticuerpos, que son sustancias que atacan y destruyen un determinado germen antes de que provoque la enfermedad. Esto es la inmunidad. Cuando un animal enferma su sistema inmunológico crea anticuerpos contra ese germen concreto. Los anticuerpos protegen al animal de una posible reinfección, adquiriendo lo que se conoce como inmunidad activa, de duración variable. Esta inmunidad es la que se consigue a través de la vacunación, consistente en exponer al animal a gérmenes muertos, gérmenes vivos atenuados o productos de estos gérmenes, incapaces de desencadenar la enfermedad.
Por lo tanto, las vacunas estimulan la producción de anticuerpos, aunque por un período limitado de tiempo, de ahí que sea necesario revacunar durante toda la vida del animal.
Otro tipo de inmunidad es la pasiva, es dicir, la que se transmite de un animal a otro, como en el caso de los anticuerpos que transmiten las madres a través del calostro. Esta inmunidad tiene una duración limitada que depende de la concentración de anticuerpos de la madre.
Aproximadamente al cumplir los dos meses los cachorros deben ser vacunados para mantener los niveles de anticuerpos. Vacunar antes no es eficaz porque los cachorros son aún inmaduros para producir anticuerpos o se interfiere con los adquiridos a través de la madre. Del mismo modo, no sirve ni se debe vacunar a un animal enfermo.
Los cachorros, con un sistema inmunitario inmaduro, son muy propensos a contraer ciertas enfermedades infecciosas muy graves y que pueden llegar a matarlos como el moquillo, la hepatitis, la parvovirosis o la rabia. Para evitarlo es imprescindible vacunar y mantener la protección con revacunaciones anuales.
Para más información acude a tu centro veterinario o contacta con nosotros.

 

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • TOXOPLASMOSIS

Esta enfermedad está causada por un protozoo que afecta a animales de sangre caliente. Los gatos son húespedes definitivos, pero animales como perros o seres humanos pueden ser húespedes intermedios.
El principal modo de transmisión es la ingestión de carne cruda o poco cocinada de cerdo, vaca, cordero o ternera afectada de Toxoplasma gondii.
Otros focos de infección son los oocistos excretados en las heces de los gatos y la ingestión de esporas por parte de los perros. Los oocistos producen esporas después de uno o tres días en condiciones de temperatura cálida y alta humedad. Estas esporas pueden sobrevivir en el ambiente durante años. Sólo los gatos excretan oocistos. Un perro no puede infectar a otros perros ni a humanos de esta manera.
Podemos prevenir la enfermedad evitando que los animales vagabundeen y cacen, cocinando toda la carne fresca, lavando las manos después de manipular carne cruda y fregando bien las superficies de la cocina que entren en contacto con carne cruda.
El peligro para la salud humana se da cuando una mujer embarazada sin inmunidad entra en contacto con heces de gato contaminadas y se infecta, lo que puede provocar un aborto, el parto de un niño muerto o el nacimiento de un bebé con encefalitis.
Como medida preventiva, las mujeres embarazadas deben evitar el contacto con excrementos de gato (pueden hacerlo con guantes), limpiar diariamente las heces de las arenas, desinfectar el recipiente de las arenas cada tres días (mejor emplear bolsas de arena de usar y tirar). Además, los cajones de arena para niños tienen que estar tapados para evitar que los gatos defequen en ellos.
Un análisis de sangre puede determinar si un gato tiene inmunidad provocada por una exposición previa.
Durante el embarazo de sus propietarias, los gatos sin inmunidad deben permanecer cerrados en casa.


Para obtener más información acude a tu centro veterinario o contacta con nosotros.

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • PULGAS

Las pulgas son parásitos que sobreviven alimentándose de sangre.
Las picaduras normalmente provocan prurito pero, si el animal es muy joven o de tamaño pequeño, incluso pueden llegar a provocar una anemia grave o la muerte. Además, algunos animales desarrollan hipersensibilidad a la saliva de las pulgas lo que les ocasiona una molesta dermatitis alérgica.
Podemos saber que nuestro animal tiene pulgas si encontramos entre el pelo sus excrementos (como arena de color negro) o sus huevos (arena blanca). Estos excrementos son sangre digerida, como podemos comprobar si los mojamos.
La pulga adulta es un pequeño insecto de color marrón oscuro de unos milímetros de tamaño y que puede verse a simple vista. Se caracterizan por unas patas traseras muy potentes con las que pueden saltar grandes distancias. Son capaces de trasladarse rápidamente por el pelo de los animales, lo que dificulta su captura. Una forma de hacerlo es pasar un peine de dientes finos por el lomo del animal.

Para acabar con estos molestos parásitos es imprescindible conocer su ciclo vital. Necesitan un ambiente cálido y húmedo para poder crecer y reproducirse (nuestras casas, con calefacción y moqueta, constituyen un hábitat ideal). Después de alimentarse de la sangre del animal se aparean sobre su cuerpo. A las 24-48 horas la hembra pone los huevos (hasta 2000 en cuatro meses). Estos huevos caen y se incuban debajo de muebles, en alfombras, moquetas, grietas y ropa de cama. En 10 días eclosionan y nacen las larvas que se alimentan de restos del ambiente hasta que, transformadas en gusano, se cierran en un capullo y entran en una etapa de crisálida que puede durar días o meses. Del capullo salen pulgas adultas inmaduras que disponen de un período de dos semanas para encontrar húesped. Hay que saber que sólo el 1% de la población de pulgas está constituida por pulgas adultas. El 99% restante permanece en los estados invisibles de huevo, larva y crisálida. Esto quiere decir que por cada pulga que encontramos en nuestro animal, ¡hay 99 en el ambiente!
Para controlar esta parasitosis existen productos como Program o Frontline.
Program se presenta en forma de comprimidos para perros y suspensión líquida para gatos. Se administra una vez al mes. El ingrediente activo se acumula en el tejido subcutáneo del animal y, para que funcione, es necesario que la pulga pique. Program inhibe el crecimiento de los huevos de la pulga lo que ocasiona una paulatina disminución en el número de nuevas pulgas en el ambiente pues, sin huevos, no hay pulgas. El problema es que este producto no actúa sobre las pulgas adultas, que pueden seguir en el animal hasta su muerte, con lo que el prurito continúa.
Para conseguir su muerte inmediata es necesario aplicar un producto como Frontline, que funciona exterminando pulgas adultas, además de actúar como repelente de las garrapatas. Se presenta en pipeta o spray de aplicación cada tres o cuatro semanas. En el primero caso se aplica sobre la piel, apartando el pelo, en la zona de los omóplatos y, en el segundo, se empapa bien todo el animal dejando después que seque al aire. Es importante que el animal no se moje dos o tres días antes y después de la administración del producto. Cualquier pulga que infeste al animal muere antes de poder poner huevos, rompiendo el ciclo vital lo que, en un tiempo, acaba por eliminar las pulgas del entorno. Hay que tener en cuenta que su eficacia no es del 100% lo que significa que alguna pulga puede picar al animal. Esto se resuelve complementando Frontline con Program. Así, si una adulta consigue picar al animal estamos seguros de que no podrá reproducirse.
Para acabar definitivamente con las pulgas es imprescindible tratar a todos los animales que convivan en el mismo hogar.

Si necesitas más información consulta en tu clínica veterinaria o contacta con nosotros.

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • GARRAPATAS

Estos parásitos son especialmente frecuentes desde la primavera hasta el otoño. Actúan como vectores de diversas enfermedades (erliquiosis, babesiosis, enfermedad de Lyme...) y su saliva puede producir una reacción de hipersensibilidad alérgica.
Las garrapatas tienen un complicado ciclo vital que necesita de la participación de tres húespedes. Las garrapatas adultas caen sobre el húesped cuando este pasa por una zona de hierbas altas o arbustos y se sujetan en cualquier parte del cuerpo, sobre todo alrededor de las orejas y entre los dedos. Los machos son insectos pequeños y planos del tamaño de la cabeza de una cerilla. Las hembras son del tamaño de un guisante. Al alimentarse del animal es cuando se transmiten las enfermedades. Las garrapatas se aparean sobre la piel del animal y es después cuando la hembra se alimenta de la sangre. Esto suele suceder entre 5 y 20 horas después de subir al animal. Esto significa que su eliminación precoz puede evitar la transmisión de las enfermedades.
Por lo tanto, una primera medida consiste en examinar al animal si sale por zonas boscosas. De encontrar alguna garrapata hay que retirarla. La sangre de la garrapata también puede transmitir enfermedades a los humanos, por lo que nunca debemos apretarlas sin guantes. Las garrapatas aún no sujetas a la piel se retiran con unas pinzas. De tener que extraerlas nunca hay que tirar porque podemos romper la garrapata y dejar la cabeza en el cuerpo de nuestro animal. Para sacarla, hay que aplicarle antes alcohol. En unos segundos comenzará a salir, momento en que la sujetaremos con unas pinzas y tiraremos. Para matarla la metemos en alcohol, la echamos al inodoro y tiramos de la cadena. Si la cabeza o la boca quedan en la piel se presentará una inflamación en el lugar de la picadura. Esta reacción suele desaparecer en unos días. De no ser así, debemos acudir al veterinario, igual que si hay garrapatas dentro de los conductos auditivos.
Podemos evitar la presencia de las garrapatas empleando productos preventivos como Frontline, que se presenta en pipeta o spray y se aplica cada tres o cuatro semanas.

Si necesitas más información acude a tu centro veterinario o contacta con nosotros.

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • TIÑA

Es una micosis que invade el pelo y los folículos pilosos. Las áreas típicamente afectadas son la cara, las orejas, las patas y la cola.
La enfermedad se transmite a través de las esporas que se encuentran en el suelo y por contacto con pelo infectado de perros y gatos que normalmente se deposita en alfombras y moquetas, cepillos, peines, juguetes y muebles. Se puede contagiar a humanos, sobre todo a niños.
La forma característica de la enfermdad es una calva circular que se va extendiendo, con piel escamosa y anillo rojo en la periferia (cuidado porque lesiones de este tipo pueden corresponder a sarnas o infecciones de folículos pilosos).
La tiña en sí misma no produce prurito, pero sí la infección bacteriana secundaria con costras que pueden provocar que el animal se lama y rasque. Por la confusión que se puede dar con otras enfermedades es imprescindible diagnosticar con seguridad la afección para lo que resulta necesario acudir al veterinario.
Los casos leves pueden remitir espontáneamente en tres o cuatro meses pero deben ser igualmente tratados para evitar su progresión y el contagio a animales y personas.
La cura pasa por la aplicación de un agente antifúngico durante varias semanas.
Las esporas de la tiña pueden sobrevivir hasta un año por lo que hay que desinfectar el ambiente: tirar la cama del animal, esterilizar los utensilios de cepillado, aspirar alfombras y moquetas como mínimo una vez por semana, desinfectar las superficies, lavar las manos tras manipular animales infectados, evitar que los niños jueguen con estos animales y desinfectar la ropa y demás tejidos contaminados.

Para saber más acude a tu veterinario o contacta con nosotros.

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • EL CELO EN LAS PERRAS

Las hembras se consideran maduras sexualmente en el momento en el que tienen el primer celo, normalmente a partir de los seis meses. Hay que tener en cuenta que la madurez sexual no se corresponde con la madurez física. El celo sucede, por lo regular, cada cinco o nueve meses y se divide en cuatro etapas caracterizadas por la hormona que las influye:


- Proestro: su duración oscila entre los 3 y los 17 días. El signo característico es una secreción sanguinolienta que sale de la vulva, que muestra una apariencia hinchada. Es en este momento cuando la hembra produce unas sustancias llamadas feromonas que atraen a los machos, aunque la hembra no permite la monta hasta la siguiente fase
- Estro: es el considerado celo receptivo, cuando la hembra quiere aparearse. Su duración oscila entre los dos y los veinte días y finaliza cuando la hembra vuelve a rechazar al macho. La vulva se ablanda y flexibiliza y la secreción vaginal se torna rosácea. La hembra se aproxima al macho, levanta la cola y la pone de lado, eleva la pelvis y presenta la vulva al notar un contacto. La ovulación suele suceder en el segundo día del estro
- Diestro (o fase lútea): comienza cuando la hembra rechaza al macho, que también pierde el interés. Su duración es de unos 60 días o de 56 a 58 seguido del parto en el caso de que la hembra resulte preñada
- Anestro: es el período de inactividad sexual que remata con el comienzo del nuevo ciclo. Su duración media es de 130 a 150 días

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial le Drac

subir

  • ESTERILIZACIÓN

Ovariohisterectomía: esta intervención consiste en la extirpación de los ovarios y del útero mediante una incisión practicada en el abdomen.

La esterilización impide que la hembra entre en celo y elimina problemas como los ovarios quísticos, las falsas gestaciones, la piometra o los ciclos de celo irregulares. Además, una esterilización temprana reduce enormemente la aparición de tumores mamarios.
NINGUNA HEMBRA NECESITA TENER UNA CAMADA PARA SENTIRSE PSICOLÓGICAMENTE REALIZADA.
Para los animales de compañía las personas son lo más importante y su felicidad depende del trato que de ellas reciban.
La esterilización no altera la personalidad de la hembra ni sus instintos básicos como la caza, la muestra, el pastoreo o la defensa de propiedades, ni produce apatía o sobrepeso (la obesidad siempre es causa de la sobrealimentación y la falta de ejercicio).
Debemos asegurarnos de que la operación la realiza un buen profesional, con experiencia y un adecuado equipo anestésico.

Castración: es una sencilla intervención quirúrgica que consiste en la extirpación de los dos testículos.

Esta intervención tiene numerosos beneficios para la salud como la prevención de los tumores testiculares, el agrandamiento prostático o los adenomas perianales.
Los machos castrados son menos territoriales, se relacionan mejor con otros machos y tienen una menor tendencia a vagabundear.
Tal y como acontecía con las hembras, la castración no afecta a instintos básicos como la guarda y la defensa.
Realizar la intervención antes de la pubertad impide el desarrollo de los impulsos sexuales. De realizarla después de la madurez sexual es posible que el macho continúe manifestando interés por las hembras en celo.

La intervención, tanto en hembras como en machos, se realiza bajo anestesia y con el animal en ayunas, pues un estómago lleno puede provocar vómitos y ahogo por aspiración mientras el animal está anestesiado. Unas horas después de la cirugía el animal puede volver a casa, donde debemos proporcionarle un ambiente tranquilo. La recuperación suele ser rápida y, al día siguiente, puede hacer, prácticamente, vida normal. Los cuidados postoperatorios consisten en la administración de medicamentos y unas sencillas curas durante unos 8-10 días, pasados los cuales se retiran las suturas.

Si necesitas más información sobre este tema visita tu centro veterinario o contacta con nosotros.

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

MITOS SOBRE LA ESTERILIZACIÓN

¿Por qué queréis quitar al animal el goce de su vida sexual?
No podemos quitar lo que no existe. Los animales no viven la sexualidad como los humanos, porque no dieron el paso emotivo que eso implica. Para un animal, el sexo es únicamente el proceso físico de reprodución. Si comer y beber es la garantía de la supervivencia individual, el sexo lo es para la permanencia de su especie. En el hombre el sexo es una finalidad en sí mismo, en el resto de los animales la finalidad única sigue siendo concebir una cría. La prueba más clara es que la hembra sólo acepta la monta cuando está en celo, es decir, cuando su cuerpo presenta una exigencia hormonal. Fuera de esa situación, se niega el sexo e incluso puede rechazar al macho de forma muy agresiva, lo que evidencia que para ella no existe una situación de placer relacionada con el sexo, sinó una situación de necesidad hormonal. De igual forma, el macho sólo busca la monta cuando recibe información química de una hembra en celo

Me da mucha pena operarlo
Quiere a tu animal hasta el infinito, pero no lo humanices en lo que no toca. Hemos observado que cuando el veterinario sugiere al propietario masculino que se realice la castración (sobre todo cuando se trata de un animal macho), éste tiende a "protegerse", como si se le estuviera recomendando para él. La reacción, muy simpática, no deja de ser lógica, pero si nadie se lleva la mano al cuello cuando le sugieren vacunar a su perro, y no le da pena que lo pinchen, esto es lo mismo. Es una decisión por "su" bien, y con esa finalidad se plantea

¿No engorda?
Un animal que se alimenta de forma inadecuada engordará operado o no, por lo tanto en los dos casos debemos tener la misma precaución en controlar su comida y en facilitar que haga el ejercicio físico adecuado para estar sano. Si el animal que va a ser operado ya tiene tendencia a engordar, el veterinario te dará las instrucciones precisas para evitarlo; sólo tienes que seguirlas al pie de la letra

¿Le cambia el carácter?
Después de una castración, solamente se modifican como consecuencia directa aquellas conductas ligadas a sus hormonas, como el hecho del marcaje y la territorialidad en los machos. En muchas ocasiones, el animal experimenta un cambio notable de conducta al detectar el cambio en el trato que se recibe de parte de su propietario, por ejemplo, cuando éste se vuelve mucho más protector porque "le da pena" haberlo castrado y le consiente cosas que antes no le consentía

¿Es bueno para una hembra criar al menos una vez?
No. Esta afirmación es una falsedad. Estamos hablando de procesos hormonales y químicos, por lo que si están castradas no tendrán ninguna necesidad de reproducirse, y por lo tanto tampoco tendrán embarazos psicológicos ni estrés o ansiedad estacional. La "llamada de la maternidad" en las hembras desaparece por completo (junto con todos los problemas que conlleva) con la ovariohisterectomía

Lo sugieren los veterinarios para ganar dinero
Los veterinarios son unos profesionales cualificados que eligieron la salud animal como camino laboral (hecho para el que se formaron durante años), y lo sugieren porque su obligación es velar por el animal, por éste y por los futuros, o sea, que cuando te recomienda que lo esterilices o lo castres lo está haciendo en el convencimiento de que el animal estará mejor (por ejemplo, para ahorrarle una piometra a la hembra en el futuro y que no tengas que salir corriendo para que no se muera)

¿Y en qué beneficia a su salud?
La castración evitará en la hembra el embarazo psicológico, la piometra y algunos tumores mamarios. En los machos, tumores testiculares, hernias perianales, tumores de glándulas hepatoides, tumores de glándulas perianales, tumores y quistes prostáticos, entre otros, en aumento actualmente según las estadísticas veterinarias. Según publica el "American Journal of Veterinarian Research" (Revista Americana de Investigaciones Veterinarias), la longevidad de un animal castrado aumenta en machos un 24% (perros) y un 36% (gatos). En las hembras aumenta un 20% (perros) y un 40% (gatos)

Es que es caro
El coste de esta cirugía depende de muchos factores: sexo, tamaño, edad, etc., y las tarifas en general vienen recomendadas por cada Colegio de Veterinarios. Y sea cual sea el precio te resultará una ganga si lo comparas con el total derivado de sumar el gasto de atender a la hembra durante los dos meses de embarazo, más los dos meses de atención a los cachorros, que son un buen pico en medicación, alimentación especial, posibles complicaciones, etc. Así que si eres muy mirado con el dinero, sin lugar a dudas te interesa castrar. Y cuenta lo que te vas a ahorrar por futuros problemas de salud de tu animal que ya no va a tener

Las tiendas y los criadores se van a inflar a ganar dinero
El comercio de animales de compañía está hoy en día autorizado por la ley siempre que se cumplan las normativas al respecto: licencias, impuestos, etc. No nos gusta, y aunque trabajamos para que termine, por ahora es legal. Aclarado esto, debemos saber que casi el 90% de los animales abandonados no nacieron en criadores legales ni se vendieron en tiendas legales: proceden de casa (que ilusión me hace una camada, los vecinos me pidieron un cachorro de la mía y los tengo todos colocados, voy a criar en casa para vender en dinero negro por debajo del precio de mercado, fue un descuido y me preñaron a la perra, utilizo los cachorros para pedir limosna y cuando vayan creciendo los mataré para sustituirlos por nuevos cachorros...). La realidad es que la cría casera anunciada y vendida por Internet, carteles en farolas y falsos anuncios de adopción, echa a las carreteras y a la muerte, cada año, varias decenas de miles de animales. Imagina que la esterilización y castración de animales no va a suponer un mayor volumen de negocio para tiendas y criadores, sinó un mayor volumen de adopciones en perreras y refugios

¿Tenemos derecho a privarlos de lo que les dio la naturaleza?
Depende. Ante el derecho natural de una hembra a reproducirse está el derecho de la camada entera a no ser echada con tres días de vida a un río dentro de una bolsa, por ejemplo, o a no ser triturada en un camión de la basura. Para pensar si tenemos o no tal derecho, primero debemos cumplir las obligaciones. Por otra parte, el ser humano fue dotado igualmente por la Naturaleza para reproducirse y en cambio ejerce sobre sí mismo el derecho a no hacerlo mediante el uso de abundantísimos métodos anticonceptivos. No exijas para otros lo que rechazaste para ti mismo, al menos no con ese argumento. Hoy en día, si se cuenta con la posibilidad de evitarlo, ninguna mujer tiene tantos hijos como años fértiles (uno por año) y ningún hombre se lo pide. La Naturaleza y/o Dios dictaron las mismas leyes para todos. No seamos hipócritas. Además, la SVPAP añade: "lo natural sería que ninguno de esos futuros cachorros acabasen abandonados, sacrificados en una perrera o atropellados. No podemos ignorar el destino trágico de la mayoría de esos cachorros con el argumento de no intervenir en la naturaleza cuando lo hacemos desde el momento en que se domestica un animal"

Es que es de pura raza
En ese caso, será como uno de cada cuatro que van a parar a una carretera, perrera o refugio, así que prueba otro argumento. Pero hay una cosa más, infinitamente más cruel, que afecta a los "pura raza": que el dueño lo quita de encima cuando ya está viejo (hay que estar más pendiente), está enfermo (hay que pagar más asistencia médica), o las dos cosas juntas. ¿Sabes cuántos "pura raza" acaban su vida en un infierno? ¿Sabes cuántos nos llegan a la Fundación Altarriba viejos, ciegos, con cáncer...? Pero eso sí, son "purísimos". El último (junio 2005) de 13 años, prácticamente paralítico, la boca deshecha de infecciones, con un pedigree de desmayarse (alegado para el abandono). Se lo quitaron de encima cuando ya no está en condiciones de "darse tono" con él y con su "pedigree". También tuvimos una caniche de 1'300 Kg (Trufita) abandonada en un contenedor de la basura con 19 años, ciega y con dos tumores como dos pelotas de tenis, una en cada ingle. Era purísima, y muy "toy". Debió costar una fortuna

Es que será menos vigilante
La personalidad del animal no depende tanto de las hormonas sexuales como de su herencia genética y su entorno, por lo tanto su tendencia a proteger a los suyos (que eres tú) no se ve afectada. Y si lo que quieres en la realidad es contar con vigilancia, lo suyo no es que tengas un perro, sinó que te compres una alarma

Es que me hace mucha ilusión asistir a un nacimiento
Asistir al nacimiento de la vida es desde luego un hecho maravilloso, que en el caso de los niños además les enseña a respetar y a cuidar a los animales. Un bebé animal recién nacido es frágil y hermoso, y despierta la compasión (en general, también hay quien los tira al río en un saco). Si quieres vivir en casa esta experiencia, y que tus hijos aprendan a respetar la vida ajena, no necesitas que tu perra o tu gata se quede preñada. Llama al refugio más cercano, y seguramente podrás tener en acogida alguna hembra a punto de parir que necesita cuidados. Llévala a casa, atiéndela y disfruta durante dos o tres meses cuidando de estos animalitos hasta que puedan darse en adopción. Será una experiencia doblemente hermosa: la vida que surge ante tus ojos, y el hecho de tu generosidad para con los maltratados. En el refugio no sabrán cómo agradecértelo

Quiero tener un hijo de mi animal
Ningún hijo de tu animal va a ser su fotocopia. Olvídate. Es lícito que quieras prolongar en lo posible, para siempre si puedes, la existencia de ese animal al que adoras. Para ti no habrá otro igual que él, es cierto. Por eso, no busques expresamente sustituirlo por otro de su sangre. Deja que sea especial y único y cuando marche, aguarda el tiempo que necesites para compartir tu vida con otro, que también será especial y no vendrá a sustituir al primero, sinó a seguir compartiendo la felicidad que por un momento fue interrumpida por el dolor. El peor homenaje de agradecimiento que puedes hacer a tu animal es arriesgarte a provocar el dolor extremo en sus descendientes

Yo me responsabilizaré de las crías
Nadie lo duda, pero atiende a esto: tendrás una camada que darás a personas cercanas y de tu confianza. Cada una de estas personas tiene tu mismo derecho a gozar de la misma ilusión, y seguirá criando. Mira esta tabla y reflexiona: basado en que una hembra tenga sólo dos camadas en su vida (gato 6+6, perro 4+4) y contando con que la mitad de sus crías sean hembras que crían en la misma proporción (dos veces en su vida) y supervivencia 100% de las hembras:

Un gato
Un perro
1 año
12
8
2 años
84
40
3 años
588
200
4 años
4.116
1.000
5 años
28.812
5.000

Después de cinco años, un gato y un perro dieron lugar a 33.812 animales de los que con toda seguridad un 90%, es decir, 30.430, morirán en perreras, aceras, peleas de perros, envenenados, mutilados, etc. y todo eso, será responsabilidad del propietario del animal inicial. ¿Puedes garantizar que te harás cargo de estos miles de animales fruto de tu primera ilusión? ¿Te preocupa que los hijos de tu adorado animal, que llevan su sangre, tengan este futuro? Entonces hazte realmente responsable evitando que esto ocurra

Nadie gana dinero si tengo una camada
Error. Siguiendo las cifras anteriores, de momento están ganando dinero a costa tuya y de tu adorado animal:

- las empresas (casi siempre dedicadas al control de plagas, raticidas, etc.) que gestionan tantas perreras municipales y cobran a tanto por muerte (te ahorramos saber cómo mueren tus "nietos" en esos centros)
- las mafias de peleas de perros que se nutren de los abandonados para "adiestrar" a sus "campeones"
- las mafias del comercio textil con su piel (puños y cuellos de abrigo, botitas de bebé, muñecas de peluche, figuritas...)
- los particulares que recogen cachorros abandonados para venderlos y/o criar con ellos (si les parecen "monos")
- los que utilizan animales abandonados para pedir limosna, y los tienen en la calle, drogados y a la intemperie, para dar más lástima

Ser "generoso" y "solidario" con los demás tiene un límite... ¿No crees?

Redactado por la Fundación Altarriba

subir

  • EUTANASIA

Es posible que en algún momento de nuestra convivencia con un animal tengamos que enfrentarnos a su sacrificio. Es una decisión tremendamente difícil.
Un animal, por el simple hecho de ser viejo o de tener una enfermedad crónica no debe ser eutanasiado. Con unos cuidados mínimos puede seguir viviendo con dignidad y sin sufrimiento junto a su familia.
Pero, cuando su vida se convierte en una agonía constante, un dolor incurable provocado por una enfermedad progresiva y sin perspectiva de mejora, tenemos la obligación de acabar con su sufrimiento proporcionándole una muerte indolora. Mantener vivo un animal que agoniza es una crueldad, comparable al sacrificio de un animal sano o con una enfermedad tratable.
La eutanasia se realiza inyectando, vía intravenosa, un agente anestésico en la cantidad suficiente como para provocar una inmediata pérdida de conciencia y un paro cardíaco.

Si necesitas más información acude a tu clínica veterinaria o contacta con nosotros.

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • DATOS FISIOLÓGICOS NORMALES DEL PERRO
Temperatura normal

- Adultos: 37'8 y 39'2ºC (media 38'5ºC)
- Cachorros recién nacidos: entre 34'4 y 36'1ºC; a las cuatro semanas de vida 37'8ºC

Ritmo cardíaco normal

- Adultos: entre 60 y 160 pulsaciones por minuto
- Razas enanas: hasta 180 pulsaciones por minuto
- Cachorros recién nacidos: entre 160 y 200 pulsaciones por minuto; 220 a las dos semanas de vida

Ritmo respiratorio normal

- Adultos: de media 24 respiraciones por minuto en descanso (la variación es de 10 a 30 respiraciones por minuto)
- Cachorros recién nacidos: entre 15 y 35 pulsaciones por minuto hasta las dos semanas de vida

Gestación: la media son 63 días desde el día de la ovulación con una variación de 56 a 66 días

Extraido de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

  • DATOS FISIOLÓGICOS NORMALES DEL GATO

Temperatura normal: entre 38'2 y 39ºC

Ritmo cardíaco normal

- Adultos: de 120 a 130 pulsaciones por minuto
- Cachorros: de 130 a 140 pulsaciones por minuto
- Viejos: de 100 a 120 pulsaciones por minuto

Ritmo respiratorio normal: una media de 25 respiraciones por minuto

Gestación: va desde los 56 a los 65 días

Extraido de Bruno, Ermando (1989): El gato, manual práctico completo, Barcelona: Editorial de Vecchi

subir

  • EDAD COMPARADA DE PERROS Y SERES HUMANOS
EDAD DEL PERRO EN AÑOS
EDAD DEL HUMANO EN AÑOS
1
15
2
24
3
28
4
32
5
36
6
40
7
44
8
48
9
52
10
56
11
60
12
64
13
68
14
72
15
76
16
80

ExtraIdo de Giffin, James y Carlson, Liisa (2002): Manual práctico de veterinaria canina, Madrid: Editorial el Drac

subir

  • MICROCHIP

El microchip es un pequeño dispositivo que se coloca al animal bajo la piel mediante un inyector especial. Este dispositivo, del tamaño de un grano de arroz, contiene un código numérico que identifica y localiza a su propietario en cualquier momento.
El microchip no puede detectarse a simple vista ni al tacto, hace falta un lector de microchips que, además de detectarlo, refleja en un visor el código numérico que contiene.

¿Le duele cuándo se lo ponen?
No. En la realidad se pone como una vacuna, aunque hay perros muy sensibles, o muy "listos", que seguramente se quejarán muchísimo mirando al dueño como si estuviesen protagonizando un drama horroroso. No te dejes tomar el pelo.

¿Dónde se lo ponen?
Se inyecta bajo la piel generalmente cerca del cuello.

¿No es peligroso que lleve eso dentro del cuerpo? No. Va totalmente cubierto de un material biocompatible, y su tamaño es minúsculo.

¿Es obligatorio ponérselo?
La ley obliga a identificar a los animales de compañía, incluso a los gatos que no salen de casa. En algunas comunidades se acepta el tatuaje o el microchip como método de identificación, pero la tendencia es a exigir el microchip en cualquier caso, y hay comunidades que ya lo hacen. Puedes recibir una multa si tu animal no está microchipado.

¿Cuánto dura un microchip?
El microchip está diseñado para estar operativo durante toda la vida del perro, y como media dura unos 25 años. No necesita sustituirse.

¿Qué problemas puede tener un microchip?
El microchip, en circunstancias muy extraordinarias, puede moverse de sitio (se llama "migrar") o volverse ilegible. Las dos cosas pueden prevenirse perfectamente si en cada revisión anual tu veterinario le pasa el lector para comprobar que todo está en orde.

¿Hay algún otro medio para asegurar que me lo devuelven?
Lo más rápido para que un animal perdido vuelva a casa es una chapa con dos números de teléfono colgada del collar, pero lo más seguro es el microchip. La chapa puede caer, que ese día no lleve el collar puesto porque estaba dentro de casa, que se lo roben para aprovecharlo para su perro propio (lo hacen) y dejen al animal sin identificar, etc.

¿En todas partes hay lector de chip?
No. Por desgracia, el lector de chip cuesta dinero, y no todos los refugios pueden permitirse comprar uno, ni todos los Ayuntamientos lo consideran necesario en sus perreras municipales. En general, quienes sí que tendrán siempre un lector son los veterinarios. Averigua si el refugio de tu zona tiene o no, y si no tiene, pide a las autoridades que le proporcionen uno. Haz lo mismo con la perrera, y en este caso exige que lo compren si no lo tienen.

Redactado por la Fundación Altarriba

subir