NO TENEMOS REFUGIO · TODOS NUESTROS ANIMALES ESTÁN EN CASAS DE ACOGIDA · NO TENEMOS SUBVENCIONES · PARA CUALQUIER INFORMACIÓN ESCRIBE A ojatican@ojatican.org O LLAMA AL 670 953 709
Sitio en Galego DESACTIVADO
Sitio en Español
PRESENTACIÓN
AYUDA
HAZTE SOCIO!
CONTACTA
SÍGUENOS EN
EL BLOG DE PINCHO

CONDICIONES ADOPCIÓN
LEER ANTES DE ADOPTAR
ANIMALES EN ADOPCIÓN
PERROS
GATOS
URGENTES
ADOPTADOS
UN RECUERDO
CAMPAŅAS
PUBLICACIONES
BÁSICA
ARTÍCULOS
BIBLIOGRAFÍA
LEGISLACIÓN
CLÍNICAS VETERINARIAS
EMPRESAS
ENLACES
PRENSA
JATICANADAS
 
 
NOTICIAS
ADOPTAR UN PERRO ADULTO
 

Me considero una persona con cierta experiencia en la tenencia de perros, desde que nací (…hace más años de los que me gusta reconocer), siempre ha habido al menos un perro en mi casa, cuando no dos, o tres… casi todos llegaron de cachorros, todos fueron educados en casa, primero por mi padre o mi tío, y después por mí, de mi familia aprendí todo lo que sé sobre ellos.

Tengo que decir que educar un cachorro es una labor costosa, no es fácil conseguir que se acostumbren a todo lo que tienen que aprender, hace falta mucha constancia, y sobre todo… PACIENCIA, sí, mucha paciencia… es normal que lloren por las noches, se meen en las alfombras, se coman tus zapatos, o si tienes jardín, lo dejen como un campo de minas o se coman las mangueras.
Cuando hablo con personas que están pensando en tener un perro, casi todas ellas me dicen que quieren cachorros “para educarlos yo y acostumbrarlos a mí”, y yo pienso ¿sabrán dónde se meten? ¿tendrán la paciencia necesaria?
Cuando un perro tiene dos, tres, o cuatro meses
todo resulta muy “simpático”, nos hacen gracia sus monerías, que se te suba encima, te lama la cara o te agarre la pernera del pantalón, pero tienen una mala costumbre “CRECEN”, y lo que era tan gracioso deja de serlo cuando tienen un año y es un adolescente consentido y mal criado, y ahí empiezan los problemas.
¿A dónde quiero llegar con todo esto?, muy fácil, a lo maravilloso que es adoptar a un perro “adulto”, normalmente, salvo raras excepciones, te evitas todos esos problemas, no se mean en tus zapatos nuevos, ni te destrozan el mobiliario de herencia familiar que tanto adoras, no disfrutas del lindo cachorro, pero eso dura taaan poco…. que merece la pena renunciar a ello. Y todo esto por hablar solo de “humanos”, sin pensar en el bien que le haces a uno de esos animales “mayores” a los que nadie quiere.
Y lo que más me impacta es cuando alguien me dice que quiere un cachorro para su abuela, o para su padre que está mayor y necesita compañía, ¿piensan en algún momento en que en muchos casos el animal va a durar más que su dueño? ¿piensan si esa persona de edad avanzada tendrá la agilidad y la paciencia necesaria para poder educarlo?
A veces veo a señoras (o señores, aunque menos) bastante mayores a las que su familia ha regalado ese lindo cachorrito, y ellas son incapaces de controlarlo, el perro sale corriendo detrás de otro y a duras penas pueden seguirlos, ¡qué diferencia con esas otras que llevan a un abuelito al lado! Los dos son felices con su paseo sosegado y tranquilo y se van a casa después de haber disfrutado del sol en un banco del parque.
Un perro adulto se adapta a tu vida perfectamente,  hoy convivo con uno recogido con 5 años y con una perra que lleva conmigo desde los 2 meses, y no hay diferencias entre ellos, los dos están adaptados a la vida familiar, y a los dos queremos y nos quieren por igual, los años no son un problema, más bien al contrario.
¡No les descartes por su edad! Eso es lo de menos.
¿TE HAS PLANTEADO ALGUNA VEZ SER CASA DE ACOGIDA?
 

Desde que tengo uso de razón siento adoración por los animales, en especial por los perros. Os parecerá increíble pero recuerdo al detalle el día en que una vecina me regaló a Bobi, mi primer perro. Yo aún no había cumplido 4 años. Cansada de verme siempre con un perro de peluche atado a una correa y aprovechando que tenía una perra a punto de parir, me dijo que cuando su perra pariera me regalaría uno de los cachorros.....y así lo hizo, ahí empezó mi vida al lado de los perros e inimaginable sin ellos... 
Os estareis preguntando, y ¿qué tiene esto que ver con ser casa de acogida de O jaticán? os explico, desde que Bobi apareció en mi vida, no volví a vivir sin la compañía de un perro hasta que me independizé. Mis dos primeros años de vida independiente, por más que pensaba y pensaba distintas opciones, era imposible poder tener un perro y darle los cuidados y atenciones que se merece. Cuando mi vida, por fin, se adaptaba a poder tener un perro, mi sentido de la responsabilidad junto con las inseguridades que crea el tomar una decisión tan importante, me llevaban a agobiarme y me impedían dar el paso de tener MI PERRO. Mientras tanto, seguía viendo las páginas de las protectoras a diario y continuaba dándole vueltas a la cabeza hasta que un día en una de esas búsquedas, entré en la página de O Jaticán y, por primera vez, vi la opción de ser casa de acogida. Después de leer toda la información de la Asociación, me decidí a mandar un mail para consultar algunas dudas y concertar una entrevista. Recuerdo que lo primero que me sorprendió fue la rapidez en responderme, ese mismo domingo que les escribí ya me respondieron, quedamos para entrevistarnos el viernes por la tarde pero.... a medida que se acercaba el momento, el pensamiento puedo/no puedo me invadía hasta que llegué a la Plaza de la Miñoca y decidí contarle a Nuria( persona que me hizo la entrevista) todos mis miedos e inseguridades pero también contarle las ganas tan fuertes que tenía de compartir mi tiempo y mis cosas con un perr@. Después de escucharme, me explicó todo con mucha paciencia y noté tanta seguridad y respaldo por parte de la Asociación que todos los miedos anteriores desaparecieron. 
Pocos días después tuve mi primera perra en acogida y así vari@s hasta el día de hoy. Lo único negativo de las acogidas es el momento de la despedida pero siempre pienso "el que se va, estará muy bien en su nueva casa y el que está en peligro agradecerá eternamente el hueco que queda en mi casa". 
Desde que fui consciente de la transparencia y buen hacer de la Asociación, no he dejado de ofrecerme para ayudar en lo que pueda y así sigo haciendo a día de hoy 

Con mi relato sólo pretendo que la gente que se está planteando ser casa de acogida y, por el motivo que sea, se sienten inseguros, se den cuenta de que casi todas las personas que somos responsables y queremos de verdad a los animales nos planteamos nuestra capacidad para hacernos cargo de un animal.

NUEVA TIENDA OJATICAN, PÁSATE!!
 

Hemos creado una nueva tienda en Internet, de momento tenemos diseños de la Natalia Gomes que siempre está atenta para echarnos una mano, pronto subiremos diseños de Emma Ríos. Hay diferentes modelos y colores. Visita la tienda y si te gusta alguna camiseta u otro artículo nuestros peludos te lo agradecerán! http://ojatican.spreadshirt.es/

 
 
 
contador de visitas visitantes
Actualizada 05/11/2012